Hipertensión

Definición

La presión arterial es la fuerza de la sangre que hace presión contra las paredes de las arterias. Cuando es demasiado alta, aumenta el trabajo del corazón y puede causar graves daños a las arterias. Con el tiempo, la presión arterial alta no controlada aumenta el riesgo de sufrir un ataque cardíaco, un derrame cerebral, una enfermedad renal e insuficiencia cardíaca.

 

Cuando se toma la presión arterial, se está midiendo la fuerza con que la sangre que se mueve alrededor del cuerpo ejerce sobre las arterias y las venas. La presión arterial puede subir y bajar un poco durante el día y la noche. Pero cuando se mantiene alta, se denomina presión arterial alta.
A pesar de que la presión arterial elevada es común, por lo general, no causa ningún síntoma, un paciente puede padecerla sin saberlo. La única manera de saber si un paciente tiene presión arterial alta es midiéndola.

Síntomas

Los síntomas más comunes de la presión arterial alta son:

• Tener un fuerte dolor de cabeza
• Sensación de confusión
• Sensación de náuseas
• Tener problemas para dormir
• Sensación de mucho sueño.
Cuando el paciente tenga estos síntomas, deberá consultar a un médico inmediatamente. Las personas con presión arterial alta necesitan tratamiento de inmediato.

Consejos prácticos

Actividad física: Realizar ejercicio moderado, como ir en bicicleta o caminar, puede ayudar a bajar la presión arterial. Es necesario hacer ejercicio con regularidad para mantener niveles adecuados de presión arterial.
La presión arterial alta aumenta el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca o un derrame cerebral. Si el paciente se mantiene físicamente activo, la posibilidad de contraer estas enfermedades será más baja que alguien que no está activo.

Dieta baja en grasa, con alto contenido en frutas y verduras: comer más frutas, verduras, alimentos integrales, bajos en grasas, productos lácteos, pescado, aves y frutos secos. Debe comer menos carne roja, grasas saturadas y dulces. La reducción de sal en la dieta también puede tener un efecto significativo.

Reducir la sal en la dieta: Por lo general, requiere un gran cambio en los alimentos y en la forma de prepararlos

Dejar de fumar: No existe evidencia alguna de que la presión arterial baje si deja de fumar. Sin embargo, es cierto que dejar de fumar puede reducir el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un derrame cerebral.

Terapias alternativas: La meditación puede dejar el cuerpo del paciente en un estado de descanso profundo, que puede bajar la presión arterial. El yoga, el tai chi y la respiración profunda también pueden ayudar. Estas técnicas de relajación se deben combinar con cambios de estilo de vida, como una mejor dieta y ejercicio regular.


La presión arterial alta aumenta el riesgo de un ataque al corazón o un derrame cerebral. También puede causar enfermedad renal e insuficiencia cardíaca.
Hay una amplia gama de tratamientos para reducir la presión arterial. En este caso, es el médico el que deberá hablar sobre el uso de más de un tratamiento a la vez.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

- La salud a partir de los 60 años.

- La insuficiencia cardíaca

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►