Alimentos que aumentan las defensas

“Que la alimentación sea tu medicación”, dijo Hipócrates, médico de la antigua Grecia, consejo que los expertos en nutrición transmiten, sabedores de la importancia de llevar una adecuada alimentación para la salud.

Y es que la mala alimentación es uno de los factores que, junto con los cambios de temperatura y el estrés, más debilita nuestro sistema inmunológico, impidiendo que nuestro organismo pueda combatir con eficacia los virus. Pero podemos hacerles frente adoptando unos hábitos alimenticios más saludables que contribuyan al aumento de las tan necesarias defensas:

  • Comer muchas frutas y verduras frescas es vital durante las estaciones más frías del año, en especial porque, de esta forma, nos aseguramos un buen aporte de vitaminas, sobre todo de vitamina C, la vitamina por  excelencia a la hora de aumentar las defensas. En estos casos, por ejemplo, podemos comer mandarinas, y  provechar así todos sus beneficios, o bien un zumo de naranja natural cada mañana.

  • Además de frutas y verduras frescas, una opción igualmente positiva es la de incluir en nuestra dieta cebolla y ajo, ya que tienen un efecto antivírico sumamente importante.

  • Beber infusiones calientes (en especial de gordolobo o de eucalipto), té (verde o blanco) o, incluso, caldos vegetales para proteger nuestra garganta.

  • También podemos tomar extractos de miel y propóleo, que aumentan la resistencia del organismo frente a infecciones. La jalea real, por su alto aporte de minerales; el jengibre, como potente antioxidante; el eleuterococo, estimulante del sistema nervioso central; o el gingseng, por su contribución a la mejora del ánimo y la concentración son otros alimentos recomendados.

  • Oligoelementos como el cinc, presente en la carne, algunos mariscos y pescados, espinacas, legumbres, pipas de girasol y de calabaza, germen de trigo o queso, o el selenio, que podemos encontrar en las nueces, los cereales integrales o las verduras, ayudan a fortalecer las defensas. Por ello, podemos pedir ayuda a un experto  que nos recomiende algún suplemento dietético que contenga oligoelementos.

  • Un mineral que tampoco debe faltar en nuestra dieta es el hierro. Forma parte de las células sanguíneas, y su carencia puede acabar provocando la aparición de infecciones. Eso sí, se debe tener en cuenta que, para aumentar su absorción, su consumo debe asociarse a la vitamina C. Lo encontramos en la carne, el atún, el salmón, la yema de huevo, las legumbres, los frutos secos, el hígado y las verduras.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-La gripe

-Los resfriados

-Prebióticos y probióticos

-Gripes y resfriados: parecidos pero distintos

-Dolor de garganta

-La tos

-La receta del otoño, energía extra

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►