Alimentación para los más pequeños para empezar con buen pie el otoño

Para los más pequeños de la casa no es fácil volver a la rutina después de haber pasado un espléndido verano, lleno de sol y de actividades divertidas. De repente llega el otoño, y nuestro día a día se llena de hábitos con muchas horas de clases, actividades extraescolares y poco tiempo para organizarse.

La improvisación y los múltiples cambios que tenemos que hacer frente en esta época es una de las razones por las que deberíamos introducir ciertas variaciones en la alimentación del niño. La razón es simple, debemos conseguir que se adapte mejor al incremento de energía diaria necesaria y el temido cambio de tiempo para prevenir resfriados y enfermedades respiratorias comunes.

 

¿Qué les preparamos a nuestro niños en otoño?

Es importante comer alimentos de temporada, como frutas y verduras. Esto no quiere decir que alteremos por completo su dieta, que debe ser equilibrada manteniendo carne y pescado, sino que aprovechemos alimentos que fomenten su sistema inmunológico aún en desarrollo y les den ese aporte energético extra que necesitan en esta época del año. Te ofrecemos una serie de recomendaciones para que puedas ajustar mejor la dieta a sus necesidades:

  • Verduras: Son alimentos muy ricos en vitaminas, sobretodo del grupo B que participa en funciones del sistema nervioso central, y de minerales esenciales como el hierro, el yodo o incluso el calcio. Además permiten diferentes puntos de cocción y de cocinado (hervidas, salteadas, trituradas, etc.). Son alimentos que se pueden presentar como plato único o como acompañamiento, así que seguro que encuentras la manera para que se animen a probarlas.
    • Te recomendamos las berenjenas por su acción antioxidante que favorece el funcionamiento hepático. Así como coles de Bruselas o la coliflor que también contienen vitamina C que pueden fomentar la defensa del organismo.
    • Pero sin duda, la calabaza y el boniato son típicos de esta temporada y son muy ricos en antioxidantes (betacarotenos) así como otros nutrientes (vitamina C, E y fósforo) y ofrecen un aporte calórico importante. No olvides prepararlos en cremas o purés para que sean la delicia de los más pequeños.
  • Frutas: Son un alimento fundamental en su dieta, no sólo en otoño, deben formar parte de su menú habitual. El alimento estrella de esta época es sin duda las naranja, como también lo son las mandarinas, las uvas o las granadas. Todos estos cítricos contienen un alto porcentaje de antioxidantes y de vitamina C, e intervienen en los procesos de defensa inmunológica ayudando a prevenir gripes y enfermedades respiratorias común.
    • Además no dudes en incluir otras frutas como peras o manzanas tanto en las meriendas como en los desayunos que proporcionarán la cantidad de glucosa (azúcar) necesarias para aguantar todo el día sin problemas.
  • Legumbres: Las legumbres son una fuente habitual de hierro, de ácido fólico y de proteínas, elementos esenciales para completar una adecuada dieta.
    • Las lentejas son las legumbres por excelencia del otoño y te recomendamos que las prepares mediante un delicioso estofado acompañándolo de verduras como zanahoria y berenjena.
  • Frutos secos: Sin duda el otoño, es época de castañas. Es un alimento que aporta energía y muchos nutrientes como minerales y proteínas. Y no sólo eso, sino que también es fuente de fibra y grasa de origen vegetal, que ayudará en la prevención de alteraciones gastrointestinales.

Sin duda, una correcta alimentación es un factor muy importante para conseguir el bienestar de nuestros pequeños. Por ello, no dudes en contactar con Alphega Farmacia para recibir un consejo personalizado y ayudarte a conseguir esa dieta saludable tan importante en esta época del año.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►