Cuidado de la piel en invierno

En invierno, la piel suele perder humedad. El aire seco de esta estación da como resultado una piel también seca. La fina capa de grasa que protege la piel se seca con las bajas temperaturas, y eso perjudica a nuestra piel.
Por lo general, las manos y la cara son las más afectadas por el frío, al estar más expuestas al aire libre. Para protegerse del frío, la piel se abastece de grasa. Toda ayuda por parte nuestra será bien recibida.
■ Suministro adicional de aminoácidos, vitaminas y aplicación de cremas nutritivas de uso externo.
■ No tomar baños excesivamente calientes, ya que se elimina la humedad de la piel y la grasa adicional.
■ Usar cremas protectoras para zonas sensibles como labios, orejas y nariz.
■ Usar protector solar si vamos a la nieve o a la montaña.
■ Intentar beber diariamente entre 1,5 y 2 l de agua.

Dieta rica en aminoácidos

Para que la piel absorba mejor debemos incluir en nuestra dieta aminoácidos y vitaminas, specialmente del grupo B. Los aminoácidos son compuestos orgánicos que, al combinarse, forman las proteínas. Los aminoácidos son el compuesto orgánico que resulta de la digestión de las proteínas, y los encontramos principalmente en los lácteos, huevos, pescado, hígado, carne blanca y roja.

 

Si deseas más información sobre este tema o un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana, o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►