Diabetes

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos. Puede durar toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en sangre que serían en ayunas mayores de 105 mg/dl, lo que conocemos por hiperglucemia.  Existen varias causas que la pueden  producir, siendo una de las  principales la baja producción de la hormona insulina,  por no secretarse correctamente en   el páncreas  o por su inadecuado uso por parte del cuerpo. Esto repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas. La insulina consigue que la glucosa vaya de la sangre al interior de las células para poder ser utilizada.
La enfermedad puede  causar diversas complicaciones  dañando frecuentemente a ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos. Se clasifican en  agudas como  la hipoglucemia y  crónicas como las  nefropatías y  retinopatías.

 

Antes de todo, cabe destacar que existen dos tipos de diabetes:

a) Diabetes tipo 1. Se presenta principalmente en jóvenes, no se observa producción de insulina debido a la destrucción autoinmune de las células β de los Islotes de Langerhans del páncreas.


b) Diabetes tipo 2. En este caso, el cuerpo sí produce insulina pero o bien no produce suficiente  o bien no puede aprovechar la que produce.


c) Diabetes gestacional. Aparece en el periodo de gestación. Es una de las complicaciones más frecuentes del embarazo y  aumenta el riesgo de aparición de otras complicaciones obstétricas como: sufrimiento fetal, macrosomía fetal (tamaño excesivo del cuerpo) y problemas neonatales, entre otros.

Síntomas:

a) Más frecuentes 
• Poliuria (orinar mucho), polidipsia (sed intensa y beber mucha agua) y polifagia (comer mucho).
• Pérdida de peso a pesar de la polifagia.
• Fatiga, cansancio, somnolencia.
• Cambios en la agudeza visual, visión borrosa.


b)  Menos frecuentes
• Aparición de glucosa en la orina u orina con sabor dulce.
• Ausencia de la menstruación en mujeres e impotencia en los hombres.
• Dolor abdominal.
• Hormigueo o adormecimiento de manos y pies, piel seca, úlceras o heridas que cicatrizan lentamente.
• Irritabilidad y cambios de ánimo.
• Náuseas y vómitos.
• Mal aliento.
 

Consejos o medidas preventivas:

El principal consejo para salir de dudas seria hacerse una prueba de glucosa en sangre
Los principales factores  que incrementan el riesgo de padecer diabetes tipo 2 son la ingesta excesiva de alimentos y una forma de vida sedentaria, con el consiguiente sobrepeso y obesidad. Un tratamiento completo de la diabetes debe incluir no sólo una dieta sana (por ejemplo, la dieta mediterránea) y ejercicio físico moderado y habitual, sino también un control médico constante. Si fuera necesario se debe recurrir a tratamientos farmacológicos facilitados siempre por el médico.  Asimismo conviene eliminar otros factores de riesgo como el aumento de colesterol.
 

Dieta

La dieta siempre debe ser personalizada y acorde con la actividad diaria. Procuraremos que no sea  monótona, sabiendo que si  controlamos bien la dieta podremos controlar los niveles de glucosa en sangre. Esta dieta ideal no se diferencia mucho de la alimentación equilibrada de cualquier persona, a excepción de que tendrá que evitar o disminuir el consumo de azúcar, alcohol y grasas de origen animal y no pasar muchas horas sin ingerir alimentos. El control del peso es extremadamente importante, principalmente en las personas con sobrepeso u obesas.


• Se recomienda realizar de 4 a 6 comidas al día para distribuir correctamente el aporte de calorías, de manera que un 55-60% sea en forma de hidratos de carbono, un 15-20% en proteínas y menos de un 30% en grasas.
• En todas las comidas deben tomarse hidratos de carbono de absorción lenta como el pan, patatas, legumbres, pasta o arroz, pero ajustando las cantidades.
• Se debe tomar verdura a diario, así como pescado o carne y dos piezas de fruta. También se recomiendan los lácteos, pero desnatados.
• Hay que consumir alimentos ricos en fibra como verduras, hortalizas, fruta con piel, pan integral, etc., pues la fibra retrasa la absorción de los hidratos de carbono, disminuye la absorción de las grasas y ayuda a evitar el estreñimiento.
• Se deben evitar los hidratos de carbono de absorción rápida como el azúcar o glucosa, la miel, los zumos de fruta, los helados, la bollería y los dulces para diabéticos, ya que éstos también pueden contener  derivados de otros azúcares.
• No tomar alcohol de manera habitual; si en alguna comida se toma algo, debe ser en pequeñas cantidades y ante todo, no debe ser dulce.
• La mejor manera de cocinar los alimentos es a la plancha, al vapor, hervidos o al horno.
• Se puede usar cualquier tipo de condimento para realzar el sabor de los platos como: ajo, ajedrea, albahaca, azafrán, laurel, mostaza, nuez moscada, orégano, perejil, pimienta, pimentón, guindilla, romero, tomillo, canela, clavo, comino, curry, estragón o hierbabuena.
• Es recomendable adquirir la costumbre de leer la composición de los alimentos envasados, pues una gran cantidad de éstos llevan azucares  sin un motivo dietético, como, por ejemplo, la mayonesa o el pan tostado.
 

Ejercicio físico
Es muy  importante, en el tratamiento de la diabetes, realizar ejercicio físico, ya que la persona debe bajar de peso y la actividad física es necesaria en este procedimiento. El ejercicio también afecta a los niveles de insulina que produce el cuerpo y sensibiliza los tejidos a la insulina.


Tratamiento

Tanto en la diabetes tipo 1 como en la tipo 2, como en la gestacional, el objetivo del tratamiento es restaurar los niveles glucémicos normales. En la diabetes tipo 1 y en la diabetes gestacional se aplica un tratamiento sustitutivo de insulina o análogos de la insulina, mediante múltiples  sistemas de dosificación. En la diabetes tipo 2 puede aplicarse un tratamiento sustitutivo de insulina o análogos o bien un tratamiento con antidiabéticos orales. 

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-Conocer y distinguir los distintos tipos de grasas.

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

 

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►