Qué es una dieta alcalina

ensalada con aguacate

Contenido

 

La dieta alcalina regularía el pH minimizando la acidez producida por dichos alimentos y favorecería valores en un rango saludable

La dieta alcalina es un tipo de dieta que se basa en la creencia que ciertos alimentos pueden fomentar la acidez del organismo y que en consecuencia pudieran propiciar daño y enfermedades. La dieta alcalina regularía el pH minimizando la acidez producida por dichos alimentos y favorecería valores en un rango saludable.

Pero ¿qué es el pH?

El funcionamiento fisiológico de nuestro organismo requiere que suceda ciertas reacciones metabólicas. Para ello las sustancias que absorbemos, producimos y eliminamos, han de reaccionar entre sí de forma adecuada y se han de englobar en un ambiente apropiado: el denominado pH de los fluidos corporales. La medición va de 0 a 14, teniendo en cuenta que menos de 7 se trataría de un medio ácido y mayor de 7 de un medio básico o alcalino. Para que nuestro organismo funcione adecuadamente el pH oscila entre el 7,35 y 7,45; es decir, ligeramente alcalino.

¿En qué se basa la dieta alcalina?

La dieta alcalina se fundamenta en que existe una relación entre lo que ingerimos y las reacciones denominadas de homeostasis ácido-base (que regulan el pH interno) que son fundamentales para el correcto funcionamiento del cuerpo, no sólo en el sistema digestivo, sino también en cualquier órgano. Si bien es cierto, que la acidez de la orina o la saliva puede cambiar según lo qué ingiramos, no es del todo correcto hipotetizar que determinados alimentos acidifican el cuerpo y son la causa de ciertas enfermedades. La relación no es directa, ni mucho menos. Puesto que se debe tener en cuenta que la sangre no se puede alcalinizar mediante o como consecuencia de un cambio de dieta.

¿Qué contiene una dieta alcalina?

La dieta recomienda evitar la carne, pescado, huevos, leche, cereales, los azúcares refinados, bebidas carbonohidratadas y alimentos refinados o procesados con aditivos.

Sin embargo, sí incluye a casi todas las frutas y verduras, algas marinas, frutos secos, legumbres, soja o la miel.

Entonces… ¿es recomendable?

Generalmente es una dieta que no se aconseja por ningún nutricionista ni cualquier otro profesional referente en dietética. Uno de sus problemas es su baja concentración de proteína y carbohidratos, dando lugar a una dieta menos equilibrada con el resultado de deficiencias de nutrientes como los ácidos grasos esenciales o ciertos oligoelementos o minerales, que también son importantes en una dieta sana.

Sin embargo, es una dieta que aboga por incluir más verdura y frutas en vez de alimentos altamente procesados y azucarados, y eso no está nada mal. De hecho, el aumento de ingesta de vitaminas y antioxidantes de origen vegetal son altamente beneficiosos para tu organismo, por lo que es un factor importante a tener en cuenta en tu dieta habitual.

Por ello, creemos que es beneficioso realizar una dieta variada adaptada al individuo y a sus necesidades diarias. Es importante reducir la ingesta de sustancias como el alcohol o de alimentos procesados y aumentar el porcentaje de frutas o verduras. Por supuesto, cuidar a nuestro sistema renal aumentando la ingesta de agua a niveles adecuados. Y finalmente, evitar el sedentarismo y realizar ejercicio de forma moderada que facilitará la excreción de sustancias tóxicas de nuestro organismo.

 

Si a pesar de lo que te hemos contado sigues teniendo dudas sobre los beneficios e indicaciones de una dieta alcalina, no dudes en contactar con cualquiera de nuestros profesionales en Alphega farmacias. 

 

 

También puede interesarte:

chicas tomando zumo alcachofas receta para otoño
Dieta antioxidante La reina de los diuréticos La receta del otoño