Equinoccio de otoño ¿cómo nos afecta?

Con los cambios de estación podemos ver modificado nuestro estado de ánimo. Es la llamada “depresión otoñal” y tiene que ver con los cambios en la duración del día y la noche: El equinoccio de Otoño.

Se conoce como equinoccio al momento del año en el que el Sol se sitúa en el ecuador de la tierra, y sus rayos inciden de forma perpendicular, produciendo que la duración entre el día y la noche sea la misma en toda la Tierra. A partir de ese momento, las noches comenzarán a ser más largas, y para un porcentaje considerable de la población, comenzará el Trastorno Afectivo Estacional.  ¿Sabes en qué consiste?

El cambio de estación afecta a nuestro estado de ánimo, aunque no de la misma forma en todos los individuos.  En, aproximadamente un 15% de la población, la llegada de la nueva estación produce desmotivación, irritabilidad, tristeza, alteraciones del sueño, falta de energía, e incluso problemas de concentración.

Se ha comprobado que estos cambios pueden verse afectados por las variaciones  hormonales, ya que al disminuir las horas de luz, se altera la concentración de Serotonina, molécula que interviene en la regulación de los estados de ánimo positivos y negativos, la conciliación del sueño o la regulación térmica. También afecta a la Melatonina, reguladora del ritmo circadiano o la Dopamina, que interviene en la concentración.

¿Cuáles son los factores externos que afectan a nuestro estado de ánimo durante el otoño? Principalmente la duración de las horas de luz. La reducción de la intensidad solar y el menor número de horas durante el día puede producirnos cambios en nuestro estado de ánimo. Así como las precipitaciones, el viento y la disminución de las temperaturas propia de los meses de otoño e invierno, que indirectamente cambiarán nuestros hábitos y modificarán nuestro comportamiento, interfiriendo en las actividades sociales.

¿Qué podemos hacer para remediar este fenómeno?

  • La alimentación es muy importante pues podemos compensar los estados de falta de energía con alimentos de la dieta. La vitamina C, las vitaminas del complejo B o el hierro, pueden ayudarte a ello.
  • La actividad física es otro de los factores clave, ya que tras el ejercicio se libera dopamina, serotonina y endorfinas que nos ayudarán a aumentar la sensación de bienestar, e incluso de euforia.
  • La música y la color-terapia también jugarán un papel importante. Vístete y rodéate con colores vivos, te alegrarán el día.

Ahora que ya sabes cómo combatir la disforia de la nueva estación, ¡Disfruta del otoño!

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz clic aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregunta a tu Farmacéutico, haciendo clic aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►