Identificar y prevenir las alergias

Cerca de un 30% de los niños sufre algún tipo de alergia, que hace necesario un buen diagnóstico y un adecuado control médico.

Según estudios recientes, en nuestro país, las alergias infantiles se han duplicado en los últimos 25 años. Una de las que ha aumentado en frecuencia y gravedad es el asma. La rinitis, la conjuntivitis alérgica, desencadenada por el polen, el moho, los animales domésticos o los ácaros, la dermatitis atópica, la urticaria y el angioedema son otras de las afecciones más comunes, así como las alergias a las picaduras de insectos, al látex, a algunos medicamentos y a alimentos como la leche de vaca, el huevo, los frutos secos o el pescado.

 

Diagnóstico adecuado

Generalmente, no son dolencias graves, aunque, asociadas a otras complicaciones bronquiales, pueden empeorar la calidad de vida de los más pequeños. Por eso es importante un buen diagnóstico.

Determinadas alergias son fáciles de diagnosticar porque el patrón de síntomas posterior a la exposición a ciertos alérgenos es fácil de identificar. Pero otras resultan menos obvias porque sus síntomas se asemejan a los cuadros clínicos de otros trastornos.

Si un niño presenta síntomas catarrales durante más de una semana o dos o se percibe que siempre tienen lugar en la misma época del año, debemos consultar con su médico. El pediatra podrá pronunciar un diagnóstico y recetarle medicación, o bien derivarle a un alergólogo para que haga un estudio en mayor profundidad y recomiende un tratamiento.

 

La importancia de educar

  • Según su gravedad, hay distintos niveles de reacción alérgica. Cuando es baja, la reacción incluye síntomas que afectan al área específica del cuerpo, como por ejemplo un eccema cutáneo o agua en la nariz.

  • Si la reacción es media, los síntomas pueden afectar a otras partes del organismo, como la dificultad en la respiración. Si la reacción alérgica es alta, se produce lo que se conoce como shock anafiláctico, y es muy peligroso, porque, en cuestión de minutos, pueden aparecer mareos, vómitos, calambres, diarrea y gran dificultad en la respiración. Por lo tanto, identificar el alérgeno y educar al niño para que lo evite es fundamental.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

- Alergias

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►