La salud a partir de los 60 años  60 años 

Nuestra alimentación y hábitos deben adaptarse a los cambios biológicos que experimentamos con la edad 

El principal objetivo a partir de los 60 ha de ser cuidar   y mimar nuestro cuerpo para minimizar las consecuencias del paso del tiempo. Mantener una salud de hierro que nos permita vivir al máximo esta nueva etapa. Una etapa prometedora que nos ofrece   el regalo más preciado: tiempo para disfrutar. Y para ello hay que estar atentos al primer indicio de alguna dolencia típica de este periodo vital y, sobre todo,  cuidar mucho nuestra alimentación como principal fuente de salud y como medicina preventiva.

La osteoporosis 

La osteoporosis causa 45.000 fracturas de cadera al año en España y afecta principalmente a la mujer, ya que:

 1- Tiene menos masa ósea
2- Tiende a ser más longeva
3- Necesita el estrógeno (hormona femenina) para mantener los huesos fuertes. Con la menopausia cesa la producción de estas hormonas y se acelera el proceso de pérdida de masa ósea. Se la llama "la silenciosa" ya que llega sin dolor previo ni señales de aviso. El mejor tratamiento es la prevención:

  • Dieta rica en calcio: También en fósforo, vitamina D, lactosa y flúor. Si es necesario, recurrir a un aporte suplementario.
  • Ejercicio físico: Adecuado a la edad y y características de cada persona y practicado de forma regular, mantiene los huesos sanos. Los ejercicios más eficaces son los que implican esfuerzo de carga (carreras, musculación, marcha a buen ritmo, subir escaleras). Por el contrario ,están contraindicados los ejercicios que incluyan flexiones, saltos o movimientos bruscos.
  • Cambio en los hábitos de vida: Dejar de fumar y beber alcohol en exceso y una correcta educación postural en nuestra vida diaria, también cuando estamos en reposo. y características de cada persona y practicado
    de forma regular, mantiene los huesos
    sanos. Los ejercicios más eficaces son
    los que implican esfuerzo de carga (carreras,
    musculación, marcha a buen ritmo,
    subir escaleras). Por el contrario ,están
    contraindicados los ejercicios que incluyan
    flexiones, saltos o movimientos bruscos.
    Cambio en los hábitos de vida: Dejar de
    fumar y beber alcohol en exceso y una
    correcta educación postural en nuestra
    vida diaria, también cuando estamos
    en reposoy características de cada persona y practicado
    de forma regular, mantiene los huesos
    sanos. Los ejercicios más eficaces son
    los que implican esfuerzo de carga (carreras,
    musculación, marcha a buen ritmo,
    subir escaleras). Por el contrario ,están
    contraindicados los ejercicios que incluyan
    flexiones, saltos o movimientos bruscos.
    Cambio en los hábitos de vida: Dejar de
    fumar y beber alcohol en exceso y una
    correcta educación postural en nuestra
    vida diaria, también cuando estamos
    en reposo. y características de cada persona y practicado
    de forma regular, mantiene los huesos
    sanos. Los ejercicios más eficaces son
    los que implican esfuerzo de carga (carreras,
    musculación, marcha a buen ritmo,
    subir escaleras). Por el contrario ,están
    contraindicados los ejercicios que incluyan
    flexiones, saltos o movimientos bruscos.
    Cambio en los hábitos de vida: Dejar de
    fumar y beber alcohol en exceso y una
    correcta educación postural en nuestra
    vida diaria, también cuando estamos
    en reposo.   la edad y

Dieta sénior 

Debe ser nutritiva, sencilla y de fácil preparación. Cocinar preferiblemente a la plancha o al vapor. Es mejor fraccionar la dieta en 4 o 5 comidas diarias y que la última sea la más frugal. Hay que optar por beber entre comidas, y poco mientras se come, para favorecer la digestión. Moderar el consumo del café y de bebidas excitantes y no abusar de licores ni de bebidas edulcoradas.
El aporte energético debe compensar el ejercicio físico realizado y ayudar al mantenimiento del peso deseable. Se debe recurrir a un suplemento energético si la dieta es restringida. En cuanto a las proteínas, lo ideal es que el 60% de las que ingerimos sean de origen animal (carnes magras, pescados y un máximo de 3 huevos a la semana, cocidos o pasados por agua) y el 40%, de origen vegetal, combinando legumbres y verduras o cereales, para una mejor digestión y completar así la tasa de aminoácidos esenciales. 

Las grasas deben constituir el 30% de la ración energética total, siendo los ácidos grasos monoinsaturados los de mayor proporción (16%) frente a los ácidos grasos saturados y poliinsaturados. Vitaminas y minerales se deben consumir diariamente a través de derivados lácteos (2-3 raciones diarias) y verduras y hortalizas (2 o más raciones).
El 60% del aporte calórico diario nos lo han de aportar los hidratos de carbono. 

Chicas de oro... rostros radiantes 

Los cosméticos mejoran las condiciones de la piel madura y ayudan a lucir un aspecto más sano y atractivo. Más allá de los 60 las deficiencias hormonales y la pérdida de calcio se hacen más evidentes y también sus consecuencias en la piel: dermoporosis (deshidratación y el relajamiento de los tejidos), sequedad, manchas, desdibujación del óvalo del rostro, etc. Es importante nutrir la piel para que ésta recupere su densidad y flexibilidad. Los expertos en cosmética aconsejan el uso de productos específicos para pieles maduras, incluidas la leche limpiadora y la loción tónica.

  • Cremas que reactiven la producción de los lípidos.
  • Cremas reafirmantes con activos que aporten firmeza y densidad. Son indispensables y se deben aplicar en el rostro, cuello y escote.  Más allá de los 60 las deficiencias hormonales y la pérdida
    de calcio se hacen más evidentes y también sus consecuencias
    en la piel: dermoporosis (deshidratación y el relajamiento
    de los tejidos), sequedad, manchas, desdibujación
    del óvalo del rostro, etc. Es importante nutrir la piel para
    que ésta recupere su densidad y flexibilidad.
    Los expertos en cosmética aconsejan el uso de productos
    específicos para pieles maduras, incluidas la leche limpiadora
    y la loción tónica.
    ■ Cremas que reactiven la producción de los lípidos.
    ■ Cremas reafirmantes con activos que aporten firmeza
    y densidad. Son indispensables y se deben aplicar en el
    rostro, cuello y escote. Más allá de los 60 las deficiencias hormonales y la pérdida
    de calcio se hacen más evidentes y también sus consecuencias
    en la piel: dermoporosis (deshidratación y el relajamiento
    de los tejidos), sequedad, manchas, desdibujación
    del óvalo del rostro, etc. Es importante nutrir la piel para
    que ésta recupere su densidad y flexibilidad.
    Los expertos en cosmética aconsejan el uso de productos
    específicos para pieles maduras, incluidas la leche limpiadora
    y la loción tónica.
    ■ Cremas que reactiven la producción de los lípidos.
    ■ Cremas reafirmantes con activos que aporten firmeza
    y densidad. Son indispensables y se deben aplicar en el
    rostro, cuello y escote. Más allá de los 60 las deficiencias hormonales y la pérdida
    de calcio se hacen más evidentes y también sus consecuencias
    en la piel: dermoporosis (deshidratación y el relajamiento
    de los tejidos), sequedad, manchas, desdibujación
    del óvalo del rostro, etc. Es importante nutrir la piel para
    que ésta recupere su densidad y flexibilidad.
    Los expertos en cosmética aconsejan el uso de productos
    específicos para pieles maduras, incluidas la leche limpiadora
    y la loción tónica.
    ■ Cremas que reactiven la producción de los lípidos.
    ■ Cremas reafirmantes con activos que aporten firmeza
    y densidad. Son indispensables y se deben aplicar en el
    rostro, cuello y escote.  ..

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

- Caída del cabello

- Hipertensión

- Artrosis

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►