Las primeras papillas

El fin de la lactancia supone una etapa de grandes cambios para el bebé a nivel nutricional, social y emocional.

La sustitución progresiva y gradual de la leche materna por otros alimentos se conoce como "destete", y supone un paso fundamental tanto en el aspecto nutricional, por la asimilación de nuevos alimentos, como en lo social y emocional, por la independencia que adquiere el bebé con relación a la madre. Por ello debe realizarse sin prisas, para no alterar el bienestar físico y psíquico del bebé. Aunque no existe un momento ideal para el destete, se suele empezar hacia los seis meses de edad, coincidiendo con la aparición de los primeros dientes.

Lo principal es cubrir las necesidades energéticas y nutritivas y evitar carencias y excesos.

Primeras frutas y verduras

Mantener la lactancia mas allá de lo habitual, sin una alimentación complementaria adecuada, lleva a una insuficiencia nutricional que retrasa el desarrollo físico del bebé. Por ello, si bien durante el primer año la leche continúa siendo el principal alimento del niño, se recomienda complementar la lactancia con otros alimentos a partir de los seis meses.

  • En el primer mes de destete introducimos la papilla de frutas o verduras, que aporta las vitaminas naturales, nutrientes y fibra necesarios para su edad. Bastará con una papilla al día y leche para el resto de comidas.
  • Elaborar los purés con alimentos de fácil digestión (plátano, pera o manzana) y verduras con poca fibra (zanahoria, patata y calabacín) triturados muy finos. Se pueden añadir dos cucharadas de cereales (sin gluten si no ha cumplido los seis meses) para contrarrestar el sabor ácido de la fruta.
  • No añadir sal a las papillas.

Cereales

Antes de los seis meses es preferible que la papilla de cereales sea sin gluten, para evitar reacciones alérgicas. Empezaremos con cereales como el arroz, el maíz y la tapioca. Hay papillas de cereales preparadas, líquidas o en polvo, y sin azúcares añadidos para iniciar la alimentación complementaria desde los cuatro meses. A medida que incorporamos nuevos cereales, el bebé quedará más satisfecho a nivel nutritivo, y podremos ir suprimiendo el complemento de leche. 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-Remedios naturales contra los cólicos

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

 

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►