Guía del cuidador del paciente dependiente 2016

Actualmente, debido a la longeva esperanza de vida actual, el número de personas dependientes crece exponencialmente comparado con años anteriores. El manual práctico de Alphega Farmacia se presenta como un soporte que asesorará el día a día de los cuidadores y proporcionará una ayuda en su ardua y valiosa labor. Esta guía se divide en 5 áreas: el día a día, con consejos sobre higiene personal, la vestimenta o la alimentación; la movilidad física, con recomendaciones para prevenir accidentes; los cuidados, como el de la piel y el estoma; los aspectos psicosociales, como las demencias y la comunicación, y finalmente, un apartado dedicado exclusivamente al cuidador y su autogestión.

 

A continuación, se destacan los consejos básicos de la guía a tener en cuenta en el cuidado de una persona dependiente:

 

1.    Importancia de la higiene personal: El aseo proporciona un estado de comodidad y relajación que resulta muy beneficioso para el descanso y el bienestar psicológico. Es importante detectar los problemas que pueda tener la persona dependiente, para así llevar a cabo una o más actividades relacionadas con su higiene, y una vez identificados, ofrecerle la ayuda personal o material necesaria para que el aseo resulte cómodo y seguro. La higiene es una actividad íntima y personal, y en la medida de lo posible, en las personas dependientes debe seguir siéndolo. Para ello, se recomienda escoger un espacio reservado y tranquilo, crear rutinas de higiene y respetar sus opiniones y preferencias siempre que sea posible.

 

2.    Adaptación de la alimentación a las necesidades de la persona dependiente: Las necesidades nutricionales cambian a lo largo de la vida, dependiendo de  factores como la edad y la actividad física, entre otros. Por eso no existe una alimentación válida para todo el mundo. En ocasiones pueden existir dificultades de coordinación- motora o neuronal- entre la boca y la faringe que generan problemas al tragar los alimentos (disfagia), y que conllevan por tanto un aumento del riesgo de malnutrición, deshidratación o bronconeumonía aspirativa por atragantamiento. Antes de hacer recomendaciones dietéticas, debemos saber si la persona a la que atendemos se encuentra desnutrida o no. Para ello podemos recurrir a la medición del índice de masa corporal (IMC), que es el resultado de dividir el peso (en kg) por la talla (en metros) elevada al cuadrado. Unos valores entre 18,5 y 25 son normales, los inferiores a 18,5 indican desnutrición y los superiores a 25 indican sobrepeso.

 

3.    La incontinencia puede tratarse: Cuando se presenta un problema de incontinencia urinaria es aconsejable acudir al médico para que estudie las posibles causas y establezca el tratamiento pertinente. En ocasiones, la causa de la incontinencia puede tratarse y solucionarse con ejercicios del suelo pélvico  y/o tratamientos farmacológicos o quirúrgicos. Las estrategias conductuales que pueden mitigar la incontinencia urinaria son: la reeducación de esfínteres, los ejercicios del suelo pélvico, la hidratación y comer alimentos ricos en fibra.

 

4.    La importancia del sueño: Las principales causas del insomnio en las personas dependientes pueden provenir de: la falta de ejercicio física, los trastornos del estado del ánimo (ansiedad/depresión), dormir durante el día, el aburrimiento, y el hecho de que con la edad el sueño se hace cada vez más ligero y discontinuo. Ante la presencia de insomnio, hay que intentar buscar rápidamente una solución que impida que aumente y se cronifique. Algunas de las recomendaciones son acostarse solo para dormir, intentar que utilice la cama exclusivamente para dormir, levantarse siempre a la misma hora, no dormir durante el día, realizar actividad física, evitar cenar demasiado o tomar un baño templado antes de acostarse.

 

5.    La actividad física y estimulación es esencial: Todas las personas pueden realizar algún tipo de actividad física, incluso las que utilizan una silla de ruedas o las que presentan una situación de dependencia severa y están encamadas. Algunas recomendaciones para su práctica serían: comenzar lentamente, respirar rítmicamente mientras se hace el ejercicio y hacer ejercicios de estiramiento y calentamiento. 

 

¿Quieres saber más? Consíguela en tu farmacia Alphega más cercana

 

Guía del cuidador del paciente dependiente

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►