Vuelta a la rutina

Cómo iniciar el nuevo curso laboral con ilusión y energías renovadas

Tras el periodo de vacaciones, el regreso a la vida laboral y a la rutina diaria, con sus prisas, su estrés y sus problemas, es para muchos una situación difícil de afrontar, cuando no angustiosa. Es el denominado síndrome postvacacional. Pero si de algo han de servir el verano y los días de playa, sol, ocio y relax que hemos disfrutado, es precisamente para ayudarnos a encarar el nuevo curso sin angustia y llenos de energía.

Este síndrome describe la incapacidad de adaptación al trabajo al regresar de las vacaciones. Provoca desequilibrios físicos y psíquicos que suelen remitir a los pocos días o, como máximo, a las dos semanas.

Sus síntomas más comunes son: Depresión leve, irritabilidad, fatiga, ansiedad, tristeza, apatía, insomnio, dolores musculares, tensión, náuseas, palpitaciones o taquicardias, sensación de ahogo y problemas de estómago.
Ayuda psicológica y/o farmacológica: Si persisten los síntomas más allá de las dos semanas puede ser necesaria la ayuda de un psicólogo especialista o, siempre bajo prescripción médica, de antidepresivos. Sus síntomas más comunes son: Depresión leve, irritabilidad,
fatiga, ansiedad, tristeza, apatía, insomnio, dolores
musculares, tensión, náuseas, palpitaciones o taquicardias,
sensación de
ahogo y problemas
de estómago.Sus síntomas más comunes son: Depresión leve, irritabilidad,
fatiga, ansiedad, tristeza, apatía, insomnio, dolores
musculares, tensión, náuseas, palpitaciones o taquicardias,
sensación de
ahogo y problemas
de estómago.  

Cambio de actitud

Una de las primeras cosas que deberíamos hacer antes de volver a la mesa de trabajo o a los quehaceres diarios es darnos un tiempo para la reflexión. Elaborar una lista de "buenos propósitos" (semejante a la que solemos hacer el primer día del año) e intentar corregir aquellas actitudes que, durante el curso anterior, nos provocaron ansiedad, angustia o estrés:

  • No sobrecargarnos de trabajo.
  • No ser tan exigentes con nosotros mismos, en el entorno laboral, familiar o social.
  • Recordar cuáles son nuestras prioridades y que el día sólo tiene 24 horas.
  • Reservar un espacio para nosotros: para leer, para salir con amigos, para pensar o simplemente para no hacer nada, independientemente de los deberes que tengamos pendientes. Saber desconectar.
  • Instaurar hábitos saludables (dieta equilibraday ejercicio físico).
  • Realizar actividades que nos satisfagan más allá del trabajo.

En todo caso, no debemos olvidar que el síndrome postvacacional es un estado anímico y físico temporal y, en la gran mayoría de los casos, de leve gravedad. 

Dieta energizante

A nivel físico, nuestro organismo también siente el cambio estacional. Ha de recuperar un ritmo de vida que requiere más energía y afrontar los días más cortos y las temperaturas más bajas. Esto hace que nos sintamos más cansados. Para combatir estos efectos nuestra dieta deberá incluir alimentos como pasta, arroz, legumbres o patatas, que aportan energía y son pobres en grasas, y las dosis adecuadas de vitaminas y minerales (frutas, verduras y hortalizas), ya que el estrés origina su pérdida. Los cítricos, propios del otoño, contienen importantes cantidades de vitamina C y nos ayudarán a combatir uno de los principales enemigos de esta época del año: los resfriados.

Suplementos vitamínicos

Para combatir el desgaste que puede ocasionar la vuelta a la rutina es posible que debamos tomar un suplemento. No deben nunca sustituir una dieta sana y equilibrada, y es preferible consumir un multivitamínico que preparados que contengan dosis elevadas de una sola vitamina o mineral, ya que el exceso de una u otro podría ser más perjudicial que beneficioso.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

-Energía extra

-Astenia otoñal

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

Localizador de Farmacias

Encuentra tu Farmacia Alphega más cercana:

Utiliza el espacio para buscar tu Farmacia Alphega más cercana

Alphega Farmacias de la A a la Z ►