Contusiones

Contusiones


Definición

Una contusión es una lesión sin aparente seriedad, producida por un choque sin que se vea afectada la piel. Por lo general, puede ser tratada sin la intervención médica, pero puede requerir cuidados locales y medicamentos contra el dolor.

 

Causas

Las contusiones se deben a choques o golpes (deportes de lucha, deportes colectivos, la caída de objetos sobre el pie, golpes contra objetos…).  La colisión provoca daños en los órganos del área lesionada: fibras musculares, tendones, vasos sanguíneos pequeños, las terminaciones nerviosas, etc.
 

Síntomas

La región en cuestión se vuelve sensible al tacto dolorosa al movimiento. A veces, la piel presenta un color azul purpúreo que puede cambiar en unos pocos días a amarillento verdoso, un signo de la efusión de la sangre (llamada equimosis).
Una masa de sangre llamada hematoma puede instalarse en la zona y deformar el área afectada.


Consejos prácticos

Reposo, hielo, compresión y elevación de la extremidad son acciones que pueden calman el dolor y limitar  la inflamación. Estos consejos deben aplicarse tan pronto como sea posible, generalmente dentro de las 24 a 48 horas posteriores al trauma.
 

Reposo
• Evita cargar peso sobre la articulación dolorida durante 48 horas.
• Usa muletas para no caminar sobre la zona afectada.
• Usa un cabestrillo para apoyar la muñeca, el hombro o el codo lesionado.
• Para un esguince en el dedo, puedes vendar el dedo lesionado con dedo contiguo.
 

Hielo
• La aplicación de compresas frías ayuda a aliviar el dolor y evita que la zona perjudicada pueda inflamarse excesivamente. Se debe aplicar hielo durante 20 minutos, 4-8 veces al día, durante las primeras 48 horas.
• Evita el contacto director del hielo con la piel. Envuélvelo en plástico o tela para que no toque directamente con la piel.
Compresión
• Aplicar una venda elástica para reducir la inflamación. Envuelve el área dolorosa utilizando una venda elástica.
• No aprietes demasiado. Si el vendaje está demasiado apretado, se puede aflojar.
Elevación
• Levanta la zona lesionada por encima del nivel del corazón para ayudar a reducir la inflamación.

Si la piel no se encuentra dañada, también puedes aplicar un gel antiinflamatorio y analgésico.
 

Acude al médico si:
- El dolor fuese muy intenso.
- No puedes caminar o utilizar la extremidad afectada.
- Parece que se formen bolsas de sangre en la zona.
- El área lesionada se vuelve roja, caliente y dolorosa.
- El choque ha afectado los ojos o sus alrededores.
- El miembro se deforma.
Si no notas mejoría en tres días, te recomendamos consultar con tu médico.

 

Para un consejo más personalizado, no dudes en contactar con tu farmacéutico Alphega. Haz click aquí para encontrar tu Farmacia Alphega más cercana o escríbenos tus dudas en la sección Pregúnta a tu Farmacéutico, haciendo click aquí.

 

Otros temas relacionados que te podrían interesar son:

- Esguinces.

- Beneficios del deporte al aire libre.

- Curiosidad del deporte en equipo.